Mercantil

ÁREAS DE TRABAJO

MERCANTIL

La filosofía del despacho es tratar de evitar problemas futuros. Cuando el daño ya está hecho las soluciones son limitadas pero en ocasiones tras una valoración pausada de la evolución de la situación financiera y estado contractual con proveedores y trabajadores podemos adelantarnos a los problemas y adecuar las estrategias que más convengan.

Estrategias que nunca deben ser herméticas sino volubles y consecuentes a la progresión de las decisiones que se vayan tomando.

El empresario debe estar asesorado desde el principio y debe conocer que es lo más ventajoso en cada instante. Como iniciar la aventura empresarial es básico y la formula más adecuada a la fiscalidad o a las ayudas públicas es fundamental para lograr un inicio prometedor.

Cada una de las contrataciones es importante y por ello se ofrece la posibilidad de que por parte de nuestros letrados se informe aunque sea sucintamente de la consecuencias de la aceptación de una serie de cláusulas para que de este modo se pueda tomar una decisión en la que se valoren los riesgos de forma ordenada.